Directorio Servicios Anunciese Registro Políticas
 
Cursus sed feugiat

Praesent nec dolor. Mauris faucibus odio nec fusce dui nunc id elit eu neque.

 
 
Belén| Historia del Cantón| Regresar Comentarios
 

Historia del Cantón de Belén

 


Historia del Cantón de Belén
Alexander Delgado Lépiz Historiador

Mas que una historia estas paginas son un recordatorio de algunos hechos aislados pero de alguna trascendencia en la vida de nuestra comunidad.

Hoy día, Belén es un lugar privilegiado por su gente, por la belleza y sus riquezas naturales, por su prospero comercio e industria, inclusive por orgullo y tradición como comunidad de gran desarrollo y de franco progreso hacia el futuro.

Pero en ocasiones, al pensar en nuestro futuro tenemos el grave pecado de olvidar un poco nuestro pasado, nuestras raíces, de donde venimos, como llegamos a ser lo que somos.

La historia del cantón se divide en dos partes, una muy conocida o por lo menos bastante bien documentada, la otra y quizás la más rica, es casi inexistente, o por lo menos no se ha realizado un esfuerzo serio para conocer esa parte de nuestro pasado.

Pero que es esa historia olvidada, o desconocida?

Es la historia que nos habla sobre nuestros aborígenes, si a esos que nosotros llamamos indios, que sabemos que existieron, pero que nunca les prestamos mayor atención, y curiosamente a propósito de recetas, nos legaron una que a mi parecer es de las mejores tradiciones culinarias que poseemos los belemitas y los costarricenses en general, la chorreada, igualmente nos heredaron la costumbre de la tortilla y tuvieron gran influencia sobre un platillo elemental en la cultura actual y rebosante orgullo de la comunidad en cualquier turno, por supuesto, estoy hablando de los tamales y ni qué, si mencionamos el pozol, o cualquier otro plato a base de maíz

En la época precolombina (antes de la llegada de Cristóbal Colon), esta tierra fértil y rica en ríos y nacientes de agua, estaba poblada por indígenas de la región huetar norte, dominios del Cacique Garavito, son abundantes los vestigios de una cultura indígena en la zona, no es nuevo el encontrar vestigios de tinajas, u otros restos de alfarería aborigen, no son pocas las historias sobre entierros de indios y del hallazgo de oro indígena.

Lo que llama la atención es la cantidad de restos de este tipo que se han encontrado a lo largo del tiempo, en la Asunción son muchas las historias, con la construcción de la urbanización Cariari fueron grandes cantidades de alfarería la que se destruyo con la maquinaria pesada, con la construcción del Real Cariari se descubrió lo que parecieron ser los restos de un antiguo camino indígena y se planteo la posibilidad de que San Antonio de Belén, fuera en la antigüedad un centro o punto de encuentro comercial y religioso, de gran algarabía y actividad, lo cual justificaría la gran cantidad de vestigios encontrados.

Una leyenda de tradición Oral, es la búsqueda de los entierros de indios, se dice que algunos contenían no solo restos humanos, sino las posesiones de los sujetos ahí enterrados, basado en esta hechos algunos moradores se interesaron en buscar o tratar de desenterrarlas.

Por lo general estas tumbas están cubiertas por una piedra grande, y esa situación se encontraron dos viejos amigos que un día al regresar de trabajar en el jornal, se sentaron a descansar sobre unas piedras, de un momento a otro les llamo la atención una piedra larga y plana que desentonaba con la forma de las demás, por curiosidad empezó uno de ellos empezó a limpiar el contorno de la piedra, cuando se percataron de su tamaño, les entro la malicia que podía ser un entierro de algún indio y se pusieron manos a la obra a escarbar, luego de un buen rato lograron remover la piedra grande y pesada para encontrarse con un montón de piedras lajas acomodadas una sobre otras, se dijeron, sí, esto es un entierro de indios, se apresuraron a escarbar pero la noche y el cansancio los alcanzo, sin luz, sin la herramienta a adecuada, la faena era ardua, pero la ambición les impedía sentir el cansancio del jornal diario, ya avanzada la noche los dos hombres decidieron dejar la tarea para el día siguiente, ya sabían cual era el lugar, así lo hicieron. Por la mañana muy tempranito se enrumbaron los hombres, ahora si, con pico y pala, prestos a desenterrar a ese indio y ver si tenia oro, su sorpresa fue enorme al llegar al sitio de la búsqueda, allí se encontraban la piedra grande, todas las piedras pequeñas que estaban entrelazas que ellos habían sacado, pero estaban seguros que cuando se retiraron la noche anterior, aun quedaban mucho mas piedras enterradas, pero no era así, solo había tierra, no se había señales de que alguien hubiera escarbado, solo estaban las piedras que ellos sacaron no mas, pero el terreno ere blando, el hueco era solo tierra sin las piedras entrecruzadas, extrañados se dieron a la tarea de escarbar, pasaron toda la mañana volando pico y pala, sin encontrar absolutamente nada, finalmente cansados y decepcionados se fueron para sus hogares no sin antes decir alguna que otra maldición. Ya en la noche, mas cansados que de costumbre por la escarbada de todo el día y después de la regañada por no ir a trabajar ellos contaron a su familia la anécdota, al terminar de contar su odisea solo se escucho una carcajada de uno de sus tíos, "si serán brutos, ustedes no sabían que cuando enterraban a un indio y este tenia oro, los demás encantaban la tumba" por eso si se encuentran un entierro deben desenterrarlo de una vez y sacarlo, porque si lo dejan el desaparece, se mueve a otro lugar para que no lo saquen.

(Historia de tradición oral, familia Delgado Fuentes)


Periodo Colonial

El primer dato conocido de esta Región, es que pertenecía a la cofradía de La Asunción de Barba, la cual según datos se extendía desde Barba hasta Atenas.

Las cofradías eran bienes que estaban en manos de la iglesia, normalmente porque sus dueños antes de morir las heredaban, tratando de ganar o comprar indulgencias para su pronta visita al creador. Normalmente se componían de extensiones de tierra con todo lo que estas incluían, ganado, edificaciones, etc. Estas eran administradas por mayordomos que buscaban obtener beneficios económicos, los cuales eran destinados al pago de indulgencias por el alma eterna de la persona que había creado la cofradía, las cuales eran dedicadas a un santo o una virgen, en nuestro caso, le fue dedica a la señora de la Asunción.

Por ello no es hasta 1791 que se menciona por primera vez, el nombre de la "Hacienda Potrerillos". Se estima que esta se pudo fundar posterior a 1780, fecha en la que dejo de regir un decreto del Alcalde de Cartago, que prohibía que las personas se afincaran lejos de las iglesias, esto en apoyo a los sermones del obispo para que los feligreses fueran a misa.

Es conocido que los primeros pobladores eran de Heredia, o como se le llamaba en esa época Cubujuqui y de Cartago, estos moradores se asentaron, como era lógico cerca de un naciente de agua y que posteriormente erigieron una gruta, se señala como posible lugar a la Asunción, ya que esta era rica en nacimiento de manantiales, es sabe que ni los indios, ni los colonos, se ubicaban en lugares donde no existía agua cerca, posteriormente los vecinos empezaron a migrar hacia el Oeste y conformaron el barrio de San Antonio. Ya para 1807, se conocía de la existencia del barrio de la Ribera, ubicada al norte del de San Antonio. Sobre el Nombre de la Ribera existen dos teorías, una que es por el apellido de una señora, doña Joaquina Ribera, que poseía algunas tierras en esa zona y la otra por estar a las márgenes o a la ribera del río segundo.

Esta zona como ya mencionamos era conocida en sus orígenes como Potrerillos o potrerillo, luego se le llamo la Asunción, pero en el censo de 1828, se le consigno con el nombre de San Antonio, el cual paso a ser su nombre conocido, por lo menos en documentos oficiales. Existen registros del escritor irlandés Thomas Francis Meagher, quien visitara Costa Rica en 1858, los cuales fueron publicados en la revista "New Monthly Magazine", en los cuales menciona el autor haber visitado la posada "La Asunción" .

El origen del nombre de San Antonio, sí bien no es del todo claro, si existe una historia de porque se le agrego el apelativo de Belén.

En 1858, tras acaloradas discusiones entre Monseñor Anselmo Llorente y La fuente y el Presidente de la Republica, el primero fue expulsado del país, en su camino al destierro, le dio la ocasión, de pasar el 24 de diciembre en San Antonio, donde oficio misa, en una casa particular, un año después a su regreso a Costa Rica le coincidió pasar por nuestro pueblo un 25 de diciembre de 1859, efectuando nuevamente misa, ante la casualidad, de pasar dos navidades en el mismo pueblo, monseñor solicito que se bautizara el pueblo como San Antonio de Belén, ya que al igual que el niño, fue el pueblo de Belén, quien le dio posada en su peregrinaje.

La razón por la que Monseñor paso dos veces por San Antonio, es que esta quedaba sobre el camino a Puntarenas, siendo la arteria principal de comunicación, con el extranjero, se conocía la existencia de una posada llamada La Asunción, que se encontraba ubicada en la antigua arrocera de Don Hernán Zamora.

Para el año de 1864 se declaran nacionales los caminos que comunican a Heredia con Alajuela, ya que forman la primera parte del "Camino Nacional" o "Camino Rápido", como se le conocía en la época, que era la vía de comunicación con Puntarenas, único puerto por el que se realizaban importaciones y exportaciones, es por lo anterior que San Antonio era paso y posada obligatoria para comerciantes y visitantes de nuestro país, no fueron pocas los personas que pasaron la noche, en la posada, desde dignatarios extranjeros hasta Presidentes de la República

No se precisa la fecha de la primera ermita en esa zona, pero sí, que se dedico a la Virgen de la Asunción, tiempo después de su fundación fue destruida por un incendio. Para 1856, se inicia la construcción de la ermita en San Antonio, en el lugar que actualmente ocupa, pero no fue hasta 1862, que esta pudo ser bendecida, siendo elevada a la categoría de parroquia pocos años después, en 1867. En 1890 se rodeo la iglesia de jardines y para 1891 se construyen las primeras torres de la iglesia y se instala el reloj.

Se menciona la compra del órgano de la iglesia, se dice, fue comprado por las mujeres, ya que fueron los hombres quienes construyeron el templo. En efecto se compro un órgano importado de Alemania, el cual debió ser traslado desde Puntarenas por carretas, ante la ausencia de la línea férrea.

En lo referente a la iglesia, se menciona que posteriormente, por falta de luz y ventilación se analizo la posibilidad de remodelarla, pero el costo era muy alto por lo que se decidió, volver a construirla, durante la reconstrucción se mantuvo una de las torres, pero no se especifica en que fecha se realizo esta primera remodelación.

Como consecuencia de la guerra de 1856-57, contra los filibusteros se dio la peste del cólera, lo que impulso a los vecinos de San Antonio, la búsqueda de un lugar para sepultar a sus pobladores, es así como en 1862 se da la solemne bendición al actual Campo Santo.

Según una entrevista con Don Eladio Villegas, La torre y el muro de calicanto que rodea el cementerio, se construyeron al mismo tiempo que la torre de la iglesia, en 1891, gracias al empuje del Padre Joaquín García.

En 1905 se da la inauguración de la cañería de agua potable, la cual es tomada de una fuente llamada "El Nacimiento", se menciona que fue el propio Presidente de la República Don Cleto González Víquez quien realizo la inauguración, estando a cargo del Obispo Monseñor Stork la bendición de la misma.

Hacia 1907 se inician las gestiones para lograr el cantonato, un grupo de Vecinos fueron los encargados de promover, dicha gestión, apuntando como principal motivo el desarrollo, económico de San Antonio de Belén, esto gracias a que por este lugar se presentaba el comercio por el ferrocarril al Atlántico y al Pacifico.

Pero no fue sino asta después de múltiples dirigencias, ante la municipalidad de Heredia y del Gobierno de Don Cleto Gonzáles Víquez, que lograron el siguiente Pronunciamiento;

"Considerando que el distrito de San Antonio de Belén, del Cantón central de la Provincia de Heredia, por su situación topográfica, por su población y riqueza, y por el grado de adelanto que ha alcanzado, tiene vida propia esta plenamente preparado para el gobierno autónomo, decreta

Artículo 1° Erigiese en la provincia de Heredia un nuevo cantón de Belén y llevará el numero siete.

Artículo 2° El nuevo cantón lo compondrán los distritos del centro, la Ribera y la Asunción, los cuales por su orden se enumeran 1°, 2°, 3°. Será cabecera del catón la población de San Antonio, a la cual se le confiere el titulo de villa. Los limites del nuevo cantón serán los del distrito actual

Artículo 3° Convócase a la electoral del cantón para que el día 1° de julio entrante elija regidores municipales y síndicos correspondientes, quienes tomaran posesión de a sus cargos el 14 de julio y duraran en sus funciones hasta el 31 de diciembre de1908. (ANCR-SH-SAL Congreso # 3277-1907-Fol.23 y 24)

Fue así como, mediante el decreto #15 del 6 de junio de 1907, se creo el cantón de Belén.

En torno a la concesión del grado de cantón de San Antonio de Belén, existe una historia de tradición oral que a modo de chiste o sátira, justifica por que se logro el grado de cantón cuando el presidente de la República no estaban muy convencido de que nos mereciéramos ese honor;

"cuentase que don Cleto no estaba dispuesto a modificar la división territorial de la República con la creación de un nuevo cantón y que al respecto le dijo a monseñor monestel: pero padre, San Antonio está muy pequeñito para ponerle ya pantalones largos, esperemos a que haga milagros. Y monseñor, hombre de agudo ingenio también, le contestó : pero, don Cleto usted que también es pequeñito de estatura es ya presidente de Costa Rica. Háganos el milagro que falta."

Esta anécdota cómica es característica del humor Tico, no podemos dar fe de su realidad o ficción, lo que sí es cierto es que en 1907, se dio la creación de varios cantones de nuestro país, lo que ayudo definitivamente la posición de los vecinos, que querían tener este honor, lo que también es cierto es que belén era demasiado pequeño y escasamente poblado par que se le considerase dar el titulo de cantón."

(Bibliografía Pag 15)

Este documento, mas que una reconstrucción historica, es una narrativa historica de los acontecimientos mas relevantes de los que existen registros, desde 1791 hasta 1907, ya que de esa fecha en adelante, es otra historia.

Alexander Delgado Lépiz Historiador

Cronología

Durante el periodo colonial todo este sector pertenecía a la Cofradía de la Asunción de Barba

1791
Mención de la Hacienda Potrerillos

1800
Municipalidad Heredia Financia una escuela en la zona

1807
Ya se conoce el sector norte como la Ribera

1828
Un censo contabiliza casi un centenar de persona que viven en San Antonio

1843
Apogeo por exportaciones de hacia Puntarenas

1848
Mención de Potrerillos como distrito parroquial de la Provincia de Heredia

1856
Construcción de la Primera ermita en San Antonio

1858
Misa de Gallo efectuada por Monseñor Anselmo Llorente y La fuente, tras ser expulsado del país

1859
Segunda Misa de Gallo de Monseñor Llorente, Petición de agregar el nombre de Belén

1862
Bendición del Cementerio

1864
Declaración de nacional al camino que comunica Alajuela y Heredia

1867
Se erige la parroquia dedicada a San Antonio y se bautiza con el nombre de Belén

1890
Jardines de la Iglesia

1891
Construcción de Torres y colocación del Reloj / Torre y muros del cementerio

1905
Inicia construcción de la primera cañería de agua potable

1907
ón de Belén, sétimo de la provincia de Heredia

Comentario19/01/2009 17:16:37

Comentario


 

Comentario

Nombre

Correo

Comentario



Solo el comentario y el nombre será publicado. No se publica sin estos datos.

   
  Buscar   |   Servicios   |   Anunciese   |   Registro   |   Politicas (c) 2008-2009 Tico index.com.Todos los derechos.